Daniel Pardo's Blog

Un reguero de letras, por Daniel Pardo

Colombia y sus blogs

leave a comment »

https://i2.wp.com/www.davidwalker.tv/images/post_blogwordle.jpg

“Sí, tengo el blog más leído de eltiempo.com. Y sí, ya salió mi libro: A usted también le ha pasado ¡Admítalo!” Esa es la –cómo le ponemos: ¿arrogante? ¿tonta? ¿innecesaria?– biografía en Twitter de Agamoso, un blog que tiene artículos como “Cosas que nos pasan a los hombres en baños ajenos”. Habla de eventos diarios de un ejecutivo colombiano. Usa diminutivos, vive con la mamá, es metrosexual y se pregunta, entre otras, “¿qué hombre no ha babeado frente a unos ojos felinos, un escote inmoral y unas nalgas forradas en apretados jeans sin bolsillos traseros?”

Así es el periodismo que tenemos, Colombia. O mejor: esa es la creatividad que poseemos; nosotros, los colombianos.

Un blog puede ser –y ha sido– muchas cosas. Pero, en general, es una serie de artículos cortos publicados de manera cronológica por una sola persona sobre un tema concreto. La diferencia entre un blog y un medio digital es que el primero es individual, subjetivo, casero. El segundo es en equipo, tiene prepuesto y busca informar y lucrase. Un blog sale de la nada, no se reduce a la información y no tiene, en principio, ánimo de lucro. ¿Cómo le va a Colombia en blogs?

En general, regular bien gracias. Para empezar, no hay forma de medir cuáles son los más leídos y tampoco hay una organización o premio que mida cuál es mejor y más relevante. Sin embargo, si uno se basa en su movimiento en las redes sociales, en la cantidad de comentarios y en la conocedora voz de @hyperconectado, los más leídos son los de farándula: La fiscalía y Farándula. A pesar de que están mal escritos y mal diseñados, mueven tráfico y pauta por los temas que tratan: no arriesgan ni proponen nada nuevo en la cobertura de la farándula en Colombia. No hay opinión, no hay pluma, no hay reportería. Hay chismes, y eso, lo sabemos, es lo que nos gusta en Colombia. Y al mundo: los blogs más exitosos han sido de farándula, y han revolucionado, contrario a los que pasa en esta selva, lo que era el cubrimiento de la farándula en impresos: Perez Hilton, por ejemplo, publica fotos de famosos con provocadores comentarios. Gawker, hoy un imperio, se burla de la farándula con un humor impecable. Farándula no significa lugares comunes, pero en Colombia parece que sí.

Lo mismo pasa con el cubrimiento de la tecnología: el internet probó –con casos como Gizmodo, Techcrunch o Mashable– que la tecnología se puede cubrir sin tedio. Sin embargo, lo que hay en Colombia no refleja eso. Los únicos blogs que dicen vivir de bloguear en Colombia son de tecnología: Guapacho y Café gua guau, dos recicladores de notas gringas que tienen mucho de colombianos: diseño aparatoso, errores de ortografía, etcétera. Enter, que sí cubre tecnología con éxito, no es un blog a secas.

Lo que sigue en la escala de los más leídos es ejemplos como el de Agamoso, que, a punta de identificar al lector promedio con mirar unos pantalones sin bolsillo en el trasero, han llegado a publicar libros y salir en las secciones de farándula de los noticieros. Los blogs de los medios son, en general, muy malos, porque no son pagados y no hacen lo que en teoría deben hacer: cubrir un tema tiempo completo, como lo hace Andrew Sullivan, el bloguero norteamericano que publica casi 50 entradas políticas al día. Eso es un blog de verdad. Porque los de La silla vacía, por ejemplo, son columnas de opinión.

En general, uno siente que los medios –como Semana o El Espectador– tienen blogs por obligación. Y como no les cuestan, publican lo que sea. Pero hay ejemplos que desmienten esa tendencia. En SoHo triunfó un blog que escribía una prepago: una excelente idea que en Colombia no tiene pierde. De la página de esa revista también salió La copa del burro, un blog que se hizo popular por despotricar de Shakira, Manizales y, en general, la vida. Con pluma, pensamientos inteligentes y honestidad, La copa del burro, que también habla de cotidianidades como hacer mercado en Carulla, es de lo mejor que hay para leer en internet, porque, en términos literarios, es más rico y relevante que cualquier Agamoso.

Un blog es, en principio, un proyecto independiente y en ese sentido también hay cosas buenas y malas en esta tierra. Diario nocturno, por ejemplo, es un agregador de noticias interesantes y raras que se ha convertido en una alternativa a los medios tradicionales, porque cubre cosas distintas y con creatividad.

El bestiario del balón puede ser el campeón: es un blog escrito por expertos en fútbol que recuerda iconos viejos del deporte. Ha dicho, por ejemplo, que Arnoldo Iguarán es Jimi Hendrix y que la culpa de las crisis de Millonarios fue de una foto del equipo con Pelé, quien además es bogotano. El blog ha sido una plataforma para los escritores y dio con un libro publicado. Pero no ha generado un peso. Porque es muy difícil que un blog, por exitoso que sea, genere ingresos. Y por eso los escritores de La bobada literaria ya no tienen tiempo para escribir lo que fue una de las propuestas de humor cultural y político más divertidas e inteligentes en la red.

Se podría escribir un libro sobre los blogs en Colombia, aunque su contenido sería algo deprimente. Hay signos de progreso: los caricaturistas tienen sus bitácoras, hay un reciclador de noticias de videojuegos y hay un blog de amor que reivindica la cursilería. Pero, en general, estamos mal: un blog que cubra eventos al instante al estilo de Sullivan no existe en Colombia, porque nadie lo pagaría y porque nadie se va a sentar un día entero a bloguear sobre lo que pasa en el congreso y el círculo político. Pero debería, porque los blogs son esa faceta del internet que genera tantas conferencias: promueve independencia, es democrático, es interactivo. Pero ejemplos arriesgados y revolucionarios como el de Yoani Sánchez –la cubana que bloguea sobre las injusticias que se ven en su país– no se han visto en Colombia. ¿Alguien se le mide?

Publicado en Kien & Ke en mayo de 2011

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: