Daniel Pardo's Blog

Un reguero de letras, por Daniel Pardo

Le tengo malas noticias

leave a comment »

En la última Semana salió un especial de cincuenta páginas titulado “En Colombia sí hay buenas noticias”. ¿Alguien lo leyó? El especial –producto de una alianza con Yamid Amat Serna, director de ‘R MÁS Radio Positiva’, de La FM– me dejó varias preguntas en la cabeza que me gustaría tratar: ¿para qué hacen esos especiales? ¿Cuál es la necesidad de destacar las buenas noticias que pasan en Colombia? ¿Las buenas noticias son noticias?

Entiendo el sentimiento altruista que llevó a Amat Serna y al departamento de especiales de Semana a hacer el especial: es valioso contar las historias omitidas por los grandes medios. Por otro lado, es común tachar a los periodistas de ser unos pregoneros del pesimismo. Los políticos, los empresarios y una gran porción de la opinión pública dicen que los periodistas están en un complot para resaltar las cosas malas de la sociedad. La teoría de conspiración de Sarah Palin de que los “medios liberales” están en su contra tiene que ver con eso. Desde Nixon hasta Lady Di: los famosos creen que los periodistas los odian. Y a eso quería responder Semana: a dejar claro que los periodistas no están obsesionados con las cosas malas que pasan en Colombia.

Pero ni los periodistas solo publican noticias malas; ni el periodismo se tiene que preocupar por resaltar las cosas buenas de la sociedad; ni los periodistas tienen que hacer costosos especiales para justificar el pesimismo que día a día difunden en las página de sus publicaciones.

Debo declarar mi subjetividad en este debate: me molestan los elogios, cualquiera que sea. No leo historias de grandes héroes, desconfío de la gente con ‘actitud positiva’ y los musicales o las películas de Jennifer Aniston o Roberto Benigni me irritan. Como periodista, me cuesta mucho trabajo escribir sobre algo bueno. Y, como persona, tengo la tendencia a solo ver las cosas malas de la vida. Tal vez los periodistas sí tengamos esa parcialidad.

Pero es que, y ahí me salgo de mi subjetividad, ¿para qué existe el periodismo? Para informar de las cosas que pasan, sí. Pero, como se le ha oído a Daniel Samper Pizano, uno no va al médico para que le diga que está bien. La función del periodismo es denunciar los problemas que tiene una sociedad y –si está de osado, como lo tiende a ser Semana y lo es The Economist– proponer soluciones para esos problemas. El periodismo no sirve de nada si se dedica, en exclusiva, a reportar lo que pasa; menos si solo es lo bueno que pasa. (Que cuente la historia callada del país –que es lo que defiende Samper Pizano en el editorial del especial– es otro cuento, que pertenece al debate historiográfico o del periodismo literario. Pero la historia callada de Colombia, así valga la pena contarla, no es noticia.)

El concepto de noticia en sí tiende a irse por las cosas malas. Y eso también lo deja claro Samper. Usted tiene que escribir lo que a su público le importe, dicen los profesores de periodismo. A la gente le importan los eventos que pueden afectar su rutina, como las razones de los trancones, los peligros de viajar por carretera y los efectos de la crisis económica. ¿Por qué Daniel Coronell y Félix de Bedout son tan exitosos? Porque se dedican a denunciar los torcidos del sistema. La gente a duras penas quiere leer sobre la policía que salvó de un atraco a los pasajeros de un bus en Manizales; prefiere, más bien, leer la historia de la mujer que se suicidó en un centro comercial o de las niñas que mataron a tiros.

No es que los periodistas estén obsesionados con lo malo. A los mineros en Chile, por ejemplo, les dieron un cubrimiento exagerado e innecesario. A la Operación Jaque le han hecho libros, películas, análisis, elogios. Lo mismo con todas esas operaciones contra las Farc. La victoria de los colombianos en el Porto no es gran cosa, pero la presentaron como una victoria nacional. En esta última edición de Semana, de hecho, la portada es un elogio de “tres funcionarios que están embarcados en una cruzada para combatir la corrupción que azota al país”. Y no por casualidad el artículo generó críticas, entre ellas la columna de Cecilia Orozco.

¿Por qué Semana hace estos especiales? Se gastaron una buena cantidad de plata en recorrer el país para hacer un especial que poca gente va a leer. Estos especiales son salidas comerciales: los anunciantes en Colombia creen que la gente prefiere leer noticias positivas, o sobre la Orinoquía, o sobre unos tractores, en vez de leer denuncias de corrupción o análisis políticos. De ahí que los medios –sea en Semana, El Tiempo, La W o SoHo– se vean forzados a hacer estos especiales con criterios comerciales y no periodísticos.

Es verdad que en los medios colombianos se ven más historias malas que buenas. Pero, ¿acaso pasan muchas cosas buenas en este platanal? Los medios siempre han sentido la necesidad de mostrar el lado bueno de Colombia. De ahí la sección de RCN “Las buenas noticias del entretenimiento”. ¿Qué tienen de buenas, además? Lo de buenas y malas noticias es un debate ilógico, porque lo bueno es malo para otros y viceversa. Publicar una noticia no depende de si es buena o mala, sino de si es extraordinaria o no; de si a la gente le importa o no.

Así que le tengo malas noticias: si usted cree que la prensa se podría dedicar a resaltar las cosas buenas de la sociedad, con dificultad va a encontrar una publicación que se dedique a eso. Y, si usted es periodista y cree que podría ser un divulgador de lo positivo, como es Amat Serna, va a quedarse en el sótano de la irrelevancia periodística, que es donde que quedó este especial de la mejor revista de Colombia.

Publicado en Kien & Ke en junio de 2011.

Anuncios

Written by pardodaniel

junio 24, 2011 a 8:58 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: