Daniel Pardo's Blog

Un reguero de letras, por Daniel Pardo

Archive for diciembre 2014

Por qué es tan “fregado” reportear desde Venezuela

leave a comment »

Protestas en Venezuela

Hace un año los venezolanos me decían que se venían 12 meses “jodidos” (o “fregados”, como también dicen por aquí). Y hoy, en vísperas del 2015, me dicen lo mismo.

¿Qué pasó en 2014? ¿Nada fue para mejor? ¿O los venezolanos son inherentemente fatalistas?

A preguntas comprometedoras, respuestas cautelosas: “Es complicado”.

Los venezolanos viven en un estado de tensión, bulla y politización permanente (que contrasta, y convive, con el carácter bullero y alegre del que ellos mismos se enorgullecen), que me obliga a mí –como corresponsal de la BBC– a ser profundamente cuidadoso, no solo con lo que digo y reporto, sino también con los lugares que frecuento, la gente con la que tomo café e incluso, con los colores de la ropa que uso.

Más allá de mis intenciones reales, cualquier cosa que haga es susceptible de interpretaciones. Ya me ha pasado que me han llamado tanto “enviado del imperialismo” como “peón del régimen”.

Esto, por supuesto, no es nuevo. Y 2014 no fue un año noticioso en el sentido tradicional de la noticia venezolana: no hubo elecciones presidenciales ni murió el líder político que dividió la historia de Venezuela en dos.

Pero fue un año en que se profundizó la crisis económica más grande que ha vivido el país en años. Un año en que las divisiones en ambos frentes políticos resultaron inocultables.

Fue el año de las protestas más grandes que ha enfrentado el gobierno revolucionario.

Y se trató del primer año en el que Hugo Chávez, fallecido en 2013, salió de la agenda política más allá referencias simbólicas o retóricas que se hacen de él constantemente.

Este año en Venezuela, a diferencia de los anteriores, más que de un hombre, se habló de un país.

Y eso nos obligó a los periodistas a contar las complejidades de una nación que no termina de definirse.

Continúa en BBC Mundo.

Anuncios

Written by pardodaniel

diciembre 30, 2014 at 3:19 pm

Publicado en BBC Mundo

Los cochinitos que los venezolanos disfrazan en Navidad

leave a comment »

Cochinitos navideños en Venezuela

Además de los regalos, las hallacas, el pan de jamón y los aguinaldos, la navidad venezolana viene con una tradición bastante particular: los cerdos -o, como les dicen acá, los “cochinitos navideños”- en las estanterías de los comercios.

Cada diciembre, los venezolanos que reciben gente en su establecimiento -un parqueadero, un restaurante o una librería- ponen un cerdito a manera de alcancía para que la gente dé el respectivo aguinaldo a quien atiende.

Los hay parados en dos patas o en cuatro. Disfrazados de Batman, mujer andina o nerd. También los pintan con colores de un equipo de béisbol o escriben mensajes como “tengo hambre, lléname de bolívares”. Algunos suenan cuando les ponen dinero. Y no falta el que le pinta una nariz de cochino a una botella de plástico y, sin más, pide plata sin escrúpulos.

Continúa en BBC Mundo.

Written by pardodaniel

diciembre 22, 2014 at 3:20 pm

Publicado en BBC Mundo

Cómo se explica que Venezuela sea tan cara y tan barata al mismo tiempo

leave a comment »

Hombre en un atienda en Venezuela

Interpretar el costo de las cosas en Venezuela es como leer un texto religioso: cualquier análisis depende de quién lo haga.

Una botella de agua de litro y medio, por ejemplo, cuesta 15 bolívares, una cifra que puede equivaler a US$2,3, US$1,3, US$0,3 o US$0,08, según la tasa de cambio que se use (hay tres oficiales y una paralela o extraoficial).

Durante los últimos dos meses, la tasa del dólar libre del mercado negro se ha disparado, llegando a ser 28 veces más alta que la tasa oficial más baja.

Desde entonces lo primero que hacen los venezolanos cuando se levantan es mirar si el paralelo bajó o sigue disparado: piensan, se preguntan, especulan sobre si deben cambiar, esperar o guardar sus bolívares. Saben que los dólares son un refugio ante el vaivén cambiario.

Otro ejemplo: una hamburguesa Big Mac en McDonald’s cuesta 245 bolívares, que puede ser entre US$38 y US$1,4. Pero mañana, por la continua devaluación, puede que cueste US$1,2.

Y si se lleva esto a la macroeconomía -a las importaciones, las inversiones o las compras de un apartamento, un carro o un seguro-, paliar con este embrollo es un trabajo de tiempo completo.

Quizá este dato le ayude al confundido a esclarecer el asunto: el billete de mayor denominación en Venezuela, el de 100 bolívares, vale menos de un dólar, a la tasa paralela.

La abismal diferencia entre el oficial y el paralelo afecta a unas personas y beneficia a otras, pero deja claro que, ahora más que nunca, Venezuela puede ser un país caro -carísimo- y barato -baratísimo- al mismo tiempo.

Añádase a la ecuación una de las inflaciones más altas del mundo, precios regulados de ciertos productos y una economía importadora y dependiente del petróleo, que con la caída de su precio ha significado menos ingreso de divisas para Venezuela.

Continúa en BBC Mundo.

Written by pardodaniel

diciembre 12, 2014 at 3:16 pm

Publicado en BBC Mundo

El torneo de rugby que se juega en una fábrica de ron venezolana

leave a comment »

Alcatraz y Tocorón

“¡Tocorón, Tocorón! ¡Aplaudan al jugador!”, les grita Alberto Vollmer a sus hombres, que ven a un contrincante salir en camilla del terreno de juego.

Se enfrentan, en este partido de rugby a 33 grados centígrados, Alcatraz y Tocorón: el primer equipo conformado por exdelincuentes y el segundo, por reclusos de la penitenciaría del mismo nombre, no muy lejos de la hacienda de ron Santa Teresa, en Venezuela, donde tiene lugar el juego.

Además del perfil de sus jugadores, los equipos tienen otra cosa en común: su entrenador y creador, conocido en este ámbito como “el ingeniero Alberto”, quien al ser presidente de una de las productoras de ron más importantes del país ha usado el rugby para darle contenido a la imagen de la marca, y enfrentar la violencia que azota a esta zona del centro de Venezuela, en el estado Aragua.

Y el día de hoy -rodeados de chaguaramos, palmeras y plantaciones de caña- se celebra el partido más especial: por primera vez, el equipo de Tocorón, la cárcel aledaña donde Vollmer entrena rugby hace un año, juega más allá de las paredes de la correccional.

El motivo es el torneo anual de rugby en la Hacienda Santa Teresa. Compiten jugadores de Colombia y de lo largo y ancho de Venezuela. Se pasean por las gradas funcionarios del gobierno, embajadores, familiares de los reos y oficiales de la Guardia Nacional Bolivariana, que custodian a los presos que este día -tras complicadas gestiones judiciales- tienen un soplo de libertad.

Se bebe mojito, cubalibre y, por supuesto, agua. “Porque hay que hidratarse”, dice uno de los invitados, aunque en referencia al ron.

Continúa en BBC Mundo.

Written by pardodaniel

diciembre 9, 2014 at 3:24 pm

Publicado en BBC Mundo